¡Me han despedido! Afrontar activamente el desempleo. / Marcos Chicot. Plataforma actual, 2009. 249 p. by ANMR, 2013.

Reseña: ¡Me han despedido! Afrontar activamente el desempleo. / Marcos Chicot. Plataforma actual, 2009. 249 p. by ANMR, 2013.

1ª ETAPA. SUPERA EL SHOCK.

El shock del despido intensifica las emociones y dificulta el pensamiento. Comunícalo para obtener apoyo, perspectiva y aceptación. La comunicación es imprescindible para superar un trauma. Si tienes un problema y te preocupas por él, tienes dos problemas.

Perder el trabajo es difícil de asimilar. No aceptar la realidad no la evita, solo la empeora e impide un comportamiento adaptado. Es imprescindible decírselo a la familia cuanto antes. Por ello, haz un esfuerzo por comunicarte. Si eres una persona que no está desempleada, pero conoces a alguien préstale todo el soporte emocional posible, escúchalo, que note la presencia y apoyo y dale un enfoque productivo y positivo.

Tu primer objetivo es la aceptación y con ello el inicio de la acción constructiva.

2ª ETAPA. CREENCIAS Y REALIDADES ¿QUÉ SOMOS?

Trabaja la actitud con la que afrontas el desempleo. Eres una persona, no un trabajador o un parado. Valórate tú mismo, no a través de los demás. Vales por lo que eres, no por lo que tienes.  Y ante todo, sé profeta de tus éxitos.

Las palabras son muy poderosas. Las que usas para hablar del mundo y para hablar contigo determinan los resultados que obtienes en la vida. El lenguaje positivo interno conduce al éxito.  El lenguaje externo positivo te llena de energía y emociones positivas a ti y a los demás.

3ª ETAPA. CREENCIAS Y REALIDADES. EL MERCADO LABORAL.

El desempleo es un estado de transición entre dos trabajos. Con creatividad e iniciativa podemos ampliar nuestro mercado de trabajo potencial.

Haber trabajado en diferentes empresas es algo positivo. El desempleo se considera un estado de transición natural entre dos trabajos. Las decisiones de despido se toman casi siempre por razones económicas. Presenta tu candidatura a todo trabajo que pienses que puedes hacer independientemente de los requisitos.

4ª ETAPA. ¿TÚ Y SOLO TÚ?

El desempleo también angustia a la pareja. Debemos hacer un esfuerzo de comunicación y apoyo, luchando contra la tendencia a encerrarnos en el interior. Evita incrementar su angustia haciendo que pague nuestro mal humor, frustración o ira. Ejercer el apoyo intensifica la sensación de tenerse el uno al otro, y es la mejor medicina para las situaciones difíciles.

5ª ETAPA. LEVÁNTATE Y ANDA.

Libérate del dolor. Constrúyele con palabras un camino al exterior. Sé feliz ahora. Márcate objetivos. Enumera todo aquello que tienes y valoras y recréate en la felicidad que te produce. Además, márcate objetivos, es la mejor manera de motivarte, de ponerte en marcha, de visualizar tu futuro. Los objetivos guían nuestra conducta, define los tuyos por escrito y piensa en ellos con frecuencia. Ahora tú mismo has de ser tú propio guía, organízate y toma las decisiones de acción.

Toma las riendas de tu destino.

La manera más saludable de actuar, el modo de librarnos de nuestro dolor, es conectar con él, reconocerlo y ponerlo en palabras. Habla de tus sentimientos más íntimos con alguien que quiera atenderte y apoyarte. Una permanente actitud de víctima es un modo pernicioso de proteger nuestra autoestima. (Nos instala en la inactividad y desgasta nuestro entorno). La culpa nos impide avanzar.)

Se realista y positivo para que el pasado no sea un lastre, mitiga el dolor y encara el futuro con energía. Suele ser necesario una etapa de duelo (descansar, reflexionar y comunicarse). No obstante, no dejes pasar más de una semana antes de ponerte en marcha. La actividad te ayudará.

Olvídate del pasado, ya no existe. Tampoco dejes que el futuro te angustie. El presente es el único tiempo que vives.

Ten preparadas las explicaciones del despido, lo que reduce uno de los principales generadores de angustia. Tu explicación personal te hace aprender. La explicación para la sociedad protege tu autoestima y la explicación para las ofertas de trabajo te da seguridad.

Asume el mando con firmeza, actitud positiva y ponte en marcha hacia tus objetivos.

6ª etapa. Toma las riendas del desempleo.

Rutina y disciplina ¡IMPRESCINDIBLES!

La rutina es la agenda invisible que organiza tu vida, y es una de las herramientas más necesarias y poderosas de un desempleado (que incluya horarios de actividad, descanso,  comidas y aseo).

Mens sana in corpore sano.

Los tres consejos más importantes de esta etapa:

¡Mantente ACTIVO!

¡Mantente ACTIVO!

¡Mantente ACTIVO!

Construye un círculo virtuoso de pensamiento positivo: 1) Ánimo elevado. 2) Actitud enérgica y resolutiva. 3)Piensa en las recompensas a largo plazo.

Has de tener en cuenta los objetivos y las recompensas nos ayudarán a realizar las tareas que conducen a ellos. En general sentimos el impulso de realizar cosas que proporcionan una recompensa inmediata. Con el desempleo se puede estar más sensible y por ello tener más dificultad para contener los impulsos. Conocer este riesgo nos ayudará a no caer en él, a madrugar, a estudiar, a hacer llamadas importantes, pero poco apetecibles.

Convierte tu vida en un círculo virtuoso. Haz ahora lo mejor para largo plazo.

También lo puedes reforzar practicando el optimismo. Dite que te gustas, que puedes con todo, que estás muy bien. Cuando hables con los demás di las mismas cosas, cuando te pregunten di lo mismo, eso potenciará que te sientas bien.

Manten en mente el futuro.

Busca el lado positivo de las cosas. Piensa que puedes aprender e ellas y como mejorarlas.

Elimina pensamientos negativos y paralizantes. Y si vienen reformúlalos o busca una alternativa en positivo. Cuida muchísimo el lenguaje interior.

El optimismo es productivo, energizante y creativo, saludable y redunda en felicidad. El pesimismo es entristecedor e insano. Entrena el optimismo hasta que lo conviertas en un hábito.

¿Quieres ser un optimista? Actúa como un OPTIMISTA.

Hay gente que en su tiempo libre es muy activa y es capaz de hacer montañismo,  estudiar, pintar, hacer vida social.  Si es así, enhorabuena pues tienes mucho adelantado para vivir un desempleo constructivo.

La jornada de un desempleado tiene que ser igual que la de un trabajador. Como se suele decir buscar trabajo es un trabajo y eso también se tiene que reflejar en los horarios.

Un ejercicio muy útil es apuntar todas las actividades que llevas cabo (hora de inicio y fin) de lunes a domingo. Cuando más diferentes sea el resultado más trabajo de organización tienes por delante.

Lo ideal es levantarse pronto, no acostarse tarde, llevar un horario regular de comidas, h hacer media hora de ejercicio y dedicar entre 8-10 h., a tareas productivas relacionadas con la búsqueda de empleo o con incrementar tu valor para el mercado laboral. Apunta las interrupciones en nº y duración (mirar facebook, correo, noticias, etc.)

La anotación y el análisis debe reflejar los principales agujeros por donde se cuela el tiempo. También puede ser que tengas consumidores de tiempo particulares. Nuestro objetivo general será conseguir un sueldo lo antes posible. Dependiendo de las  circunstancias acotaremos un solo tipo de trabajo, una posición similar, sector, etc., pero también necesitaremos objetivos intermedios que serán los pasos para llegar a esta situación como: conseguir ampliar nuestra formación, un título, una certificación, etc.

Utiliza el poder de visualización: Visualízate cumpliendo objetivos rápido, constante, preciso. Como creas que vas a actuar, actuarás. Como creas que vas a ser, serás.

Sé modelo de éxito. Si dudas o flaqueas visualiza tu modelo de éxito, ya sea tu yo exitoso u otra persona de referencia.

Haz una lista de todas las cosas que deseas hacer. Ordenadas en función de la importancia. Apunta los pasos para avanzar, fija el número de horas de antemano para acabarlas. Decide los horarios que vas a seguir. Si son los mismos que los de trabajo.

Nuestro comportamiento diario es una cadena de conductas en las que el final de una señal dispara el inicio de otra. A la que reaccionamos y la repetición consolida las asociaciones. Establece hábitos inconscientes.

La conducta está determinada por señales. Controla tus señales y controlarás tu conducta. Refuerza la asociación de señales positivas e introduce señales nuevas que te ayudan a iniciar las conductas deseadas. Elimina las señales negativas, las tentaciones, las posibilidades de distracción.

Haz una pausa cada 5 o 10 min., cada 2h., lo que aumenta tu rendimiento. Otra posibilidad para mantenerte activo puede ser cambiar el reloj de muñeca, la alianza, etc.

Prepara por la noche todo lo que necesites para el día siguiente. Ten la mesa ordenada. Estas son algunas de las pautas que facilitan la disciplina.

La disciplina es la magia que convierte las buenas intenciones en buenos hábitos. Con disciplina construyes una rutina, incrementas tu seguridad, la sensación de control.

Dedica unos minutos por la noche a planificar por escrito el día siguiente. La planificación la puedes repasar por la mañana, antes de comenzar. Anota la diferencia entre tu planificación y ejecución.  Analiza las causas, lo que te revelará las posibilidades de mejora en tu siguiente planificación como en tu ejecución.

Lleva un pequeño registro para tener una visión de tu evolución.

Sé exigente en tu planificación para no perder tiempo durante la ejecución con perfeccionismos o detalles,  pero sé flexible y déjate márgenes para imprevistos.

Una buena planificación determina una excelente ejecución.

Tu lista ha de ser muy específica y detallada con subtareas que no ocupen más de una hora . De este modo, cada poco tiempo podrás cumplir tareas. Lo que no eleva al autoestima y consolida el hábito de completar tareas.

Toda tarea por muy grande que sea se divide en sencillos pasos rápidos de dar. De esto nos tenemos que ocupar, uno por uno.

Si a pesar de la división de tareas, te cuesta comenzar una. Toma la decisión de dedicarle solo 5 min., y ponte con ella. Después, si piensas que te resulta insufrible, déjalo. Un pequeño incumplimiento no es un fracaso, sino un resultado de corto plazo mejorable y una experiencia de la que aprender. Lo importante es que no te abrumes. Está demostrado que con este sencillo truco se rinde más. Sólo por comenzar nos proporciona una agradable sensación que facilita que continuemos con la tarea, lo que nos aporta mayor satisfacción.

Hacer lo correcto te hace feliz, y ser feliz te da energía para hacer lo correcto. De modo natural vamos a sentir satisfacción por comenzar y completar cada paso. Celébralo interiormente. Felicítate por cada paso. Cuanta más satisfacción sintamos por ser productivos, más productivos seremos.

Para planificar el día siguiente, haz una lista de tareas, bien completa. Ordénala de más a menos importante, en función de lo que te pueda aportar o acercar a tu objetivo.

Empieza el día por la tarea más importante. Puede que no te de tiempo, pero es mucho mejor no realizar las ultimas que las primeras. Tacha de la lista las menos importantes y que te pueden tentar. Llevar a cabo otras más importantes, pero menos agradables.

 La pereza es el gran enemigo. Tú gobiernas tu vida, no ella. Que la importancia de las tareas dirija tu conducta. Nunca cedas a la tentación de aplazar una tarea.

Si te ciñes a las dos reglas multiplicarás tu productividad. Para concretar los objetivos intermedios y tareas puedes pedir consejo a tu entorno cercano o a tu antiguo entorno laboral. Es bueno preguntar incluso aunque no tengas dudas. Pregunta que habilidad o conocimientos te vendrían bien adquirir o desarrollar para ser más valioso (TÉCNICO, SOCIAL O PERSONAL). Pregunta a tus amigos, o familia. Suele ser muy revelador y provechoso.

Inicia la actividad lo antes posible y con la tarea más importante, pues tenemos que dedicarle horas.

Tu compromiso con el cumplimiento de las tareas ha de ser total. Si crees que no estás dispuesto a realizar alguna tarea, aclárate en el momento de la planificación. Ahorraras tiempo y podrás planificar y realizar otra tarea en su lugar.

Trabaja tu motivación pensando en la satisfacción, después inclúyela en tu planificación y asume el compromiso más firme.

Concéntrate en una única tarea y persevera hasta completarla. Con constancia y continuidad se tarda menos.

Tú eres una de las principales variables de la ecuación. Las ideas son la semilla del éxito, riégalas con tu VOLUNTAD y FLORECERÁN.

No caigas en la inactividad y el desánimo. Recupera la sensación de control. Aprovecha el tiempo al máximo y vive satisfecho contigo mismo. Desarrolla y mantén una disciplina que elimine los malos hábitos e instaure otros productivos y gratificantes.

Márcate una rutina de trabajo lo más parecida a una jornada laboral. Los buenos hábitos deben aplicarse a tu vida personal.  Mantente activo, cuida tu alimentación, descanso. Cuida tus pensamientos para que tu actitud sea óptima.

Define objetivos finales e intermedios y ponlos por escrito. Asígnales fecha. Planifica tu jornada la noche anterior. Prioriza las tareas en función de los objetivos. Evita aplazamientos y distracciones. Mantente motivado y satisfecho. Piensa en la satisfacción que obtendrás cuando consigas tus objetivos. Divide las tareas en pasos sencillos, rápidos y felicítate por cada cumplimiento (cada hora y otra más grande al final de la jornada).

Haz público tu alto nivel de organización, motivación y actividad. Te reforzará internamente y mejorará tu imagen externa. Te dará satisfacción personal e incrementará las posibilidades de acceso a procesos.

7ª ETAPA. LA FAMILIA Y EL DESEMPLEO.

El diálogo y el contrato conductual son las herramientas más eficaces para resolver conflictos. El desempleo contiene la misma moraleja para el niño que para el adulto: frente a las adversidades, actitud positiva y esfuerzo.

El adolescente necesita diálogo, serenidad y límites firmes. ¡Y tú una enorme paciencia!.

8ª ETAPA. ¿QUÉ HACER CON TU TIEMPO? LA PROPORCIÓN ADECUADA.

La planificación consensuada debe permitir un óptimo reparto del tiempo entre trabajo y familia.  Algunas herramientas de apoyo: el deporte, y las técnicas de relajación.

9ª ETAPA. LAS FINANZAS.

Analiza tu situación, los ingresos, los gastos y el patrimonio para una mejor redistribución o prescindir de gastos innecesarios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s