RUZ GIL, M.C., (2015) Modelos de búsqueda y recuperación de la información. Gijón: Trea, 2015. 95 p. I.S.B.N.978-849704-880-4

La “aventura de hoy comienza”…. por llevarnos a esta lectura sobre Modelos de búsqueda y recuperación de la información realizada por Ruiz Gil, M.C., en 2015 y publicada por TREA disponibles en las bibliotecas públicas (02 CRU) y en las de la comunidad (025 CRU mod) por si alguien desea profundizar en la información que se sintetiza a continuación, ya que no es nuestro objetivo desgranar la obra y además la interpretación puede variar en función del lector.

En la actualidad, la recuperación de la información es un desafío que depende de numerosos factores entre ellos una correcta estructuración, organización, descripción, control de la terminología, de los sistemas, de las habilidades de los usuarios. La presente obra nos acerca a la Recuperación de la Información o Information Science explicándonos sus inicios y evolución. La definición o conceptualización que se ha establecido. María del Carmen Cruz Gil recoge los diferentes modelos que han desarrollado las principales autoridades del área a lo largo de evolución de la disciplina (Brenda Dervin, Carol Khulthau, David Ellis, Katriina Byström, Nicholas Belkin, Peter Ingwersen, Thomas Wilson) que nos presenta en los 7 capítulos en que se estructura la obra siguiendo una estructura de presentación uniforme.

La Ciencia de la Información o Information Science  fue establecida hacia 1961 por el Georgia Institute of Technology como: “la ciencia que investiga las propiedades y el comportamiento de la información, las fuerzas que gobiernas su flujo y los medios de procesarla para maximizar la accesibilidad a la misma y su utilización.” Igualmente nos acerca al concepto de paradigma que citó Thomas S. Khun. Nos acerca a el concepto de paradigma físico o material, que se apoya en los procesos técnicos como la clasificación para la recuperación de la información; y el paradigma cognitivo, basado en las actuaciones intelectuales de los usuarios e interacción con el sistema. Para pasar a explicarnos en qué consisten los  diferentes modelos.

Así, en el primer capítulo nos presenta el Modelo de Belkin en el área de la recuperación de la información desde el punto de vista cognitivo. Los elementos del modelo son: usuario, entorno, interfaz, sistema de recuperación de información, y objetos informativos. Para exponer a continuación los aspectos más relevantes de éste y cómo funciona el proceso de recuperación de la información. Belkin sugirió que las estrategias de búsqueda se clasificación en cuatro facetas, que al combinarlas, obtienen dieciséis estándares distintos de comportamiento que detalla en este capítulo. A continuación presenta los principales problemas a los que se enfrenta el usuario según Belkin y la solución propuesta por éste. En el segundo capítulo, aborda el Modelo de Ingwersen profesor de la Universidad de Oslo y sus líneas de investigación vinculadas a la materia entre ellas:

  • la trasferencia formal e informal de la información.
  • el entendimiento sobre la generación y desarrollo de las necesidades de información dentro de la sociedad entre grupos específicos o individualmente
  • su naturaleza y los motivos de la necesidad de información y resolución de problemas.
  • los métodos y tecnologías que pueden mejorar el rendimiento y la calidad de la información en los SI; a las que siguen otras dos más.

Presenta los elementos principales de su modelo: Agente cognitivo, Objetos de información, Espacio de Información, SRI, la interfaz, el contexto detallado ejemplificados. Así como los aspectos más relevantes desarrollados por Ingwersen. El proceso de Recuperación de la Información según este autor. La solución que aporta a la materia. Ingwersen propone un modelo mediador con el objetivo de ayudar al usuario. El papel fundamental es proporcionar al usuario real los medios adecuados y suficientes para que use su propia inteligencia y su poder asociativo y tome decisiones durante el proceso de recuperación de la información.

En el capítulo tercero, presenta el Modelo de Ellis, doctor en Estudios de la Información de la Universidad de Sheffield. Quien percibe una ausencia de modelos empíricos basados en la conducta de búsqueda y recuperación de información en la investigación. Proporciona la visión de Ellie, los elementos de su modelo, etc. Para Ellie el modelo no representa un conjunto de etapas o fases, sino la descripción en términos generales de las características encontradas. Para Ellie: “La proporción de todos los documentos pertinentes en una base de datos que se recuperan es la relación simple entre la consistencia del inter-indizador y los componentes”. Presenta el proceso de recuperación según el modelo de este autor, los problemas que el usuario afronta y finaliza el capítulo con la solución que aporta. El autor asegura que, sobre todo en el contexto de la recuperación de información, hay que reconocer los problemas implicados en la utilización del hipertexto, que son la desorientación, y la sobrecarga cognitiva.

En el capítulo 4, nos introduce el Modelo de Kuhlthau profesora de la Universidad de Rutgers que desarrolló el modelo de Proceso de Búsqueda de Información o ISP. Desde la perspectiva del usuario en el proceso de búsqueda y en la que la autora distinguió seis enfoques que se explican en la obra. Los elementos de los que consta el modelo: afectivo (sentimientos), cognitivo (pensamientos), físico (acciones), así como las fases. Igualmente nos expone los aspectos más importantes desarrollados por esta autora. El proceso de recuperación en este modelo, los problemas a que se enfrenta el usuario y la solución que aporta.

En el capítulo 5, el Modelo de Wilson, profesor emérito de la Universidad de Shefffield sobre búsqueda de información. Wilson consideró que el modelo de comportamiento de la información se puede describir como un marco para pensar sobre el problema y que puede evolucionar hacia un estado de las relaciones entre las proposiciones teóricas. Wilson que revisó su modelo influido por otros autores, y que fue publicado de nuevo en 1996 expone que el papel social de las personas y el contexto del medio ambiente pueden dar lugar a una necesidad de información. Al igual que da importancia a la división de necesidades (afectivas, cognitivas, fisiológicas) en las que los estados mentales son internos y  no son observables. Nos explica los aspectos más relevantes de este modelo, el proceso de recuperación, los problemas que el usuario afronta y la solución que aporta.

En el capítulo 6, se ocupa del Modelo Dervin profesora de la Universidad de Ohio siguiendo la estructura anterior: elementos del modelo, aspectos más importantes o relevantes, el proceso de recuperación, problemas que afronta el usuario y solución que aporta. Y en el 7 con el que finaliza el Modelo de Bystrom, profesora de la Universidad de Boras (Suecia). Para terminar con una conclusión de la autora sobre los modelos de recuperación de información. Para M.C. Cruz Gil es necesario conocer al usuario y sus comportamientos ante el sistema para que la recuperación de información no tenga ningún vacío. El usuario se convierte en el eje, el elemento central la RI.

Este libro nos permite obtener las principales ideas y modelos, ya que es breve. Obtener una panorámica que en este post solo se esboza. Por supuesto se puede profundizar más en la materia leyendo artículos especializados en los diferentes repositorios de las bibliotecas universitarias (E-Prints, E-LIS, DIGIBUG, etc.,) y bases de datos especializadas…¿te animas a leerlo?, ¿cuál es para ti el mejor modelo de recuperación de información?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s